Cómo hacer Roscón de Reyes casero: receta muy fácil

Prepara un Roscón de Reyes en casa

Se acerca la noche de los Reyes Magos con su ya tradicional roscón de Reyes, el dulce que da por finalizada la Navidad. 

¿Alguna vez has intentado hacerlo hacerlo tú mismo? Quién lo prueba a hacer en casa, te aseguro que repite.

¿Te atreves a probarlo este año? Para ello, te traigo una receta para que salga perfecto y celebres este día a lo grande, con un roscón hecho por ti. La elaboración es más fácil de lo que parece, y el resultado es mejor que muchos de los que podemos comprar.

Receta Roscón de Reyes fácil

Ingredientes:

  • 650 g harina de fuerza.
  • 250 ml leche tibia.
  • 30 g levadura fresca.
  • 120 g azúcar.
  • 120 g mantequilla.
  • 2 huevos.
  • 1 yema.
  • 10 g sal.
  • 2 cuchara y media de agua de azahar.
  • Piel rallada de 1 limón grande y 1 naranja.

Para decorar el Roscón:

  • Frutas escarchadas .
  • Azúcar.
  • 1 huevo batido.
  • 1 naranja.

Elaboración:

  • En primer lugar, mezclamos la leche tibia con 2 o 3 cucharadas de harina de fuerza. A continuación, agregamos la levadura fresca desmenuzada y lo removemos todo junto. Dejamos tapado para que fermente entre un cuarto de hora y veinte minutos en un lugar cálido.
  • Una vez que la masa ha fermentado, en un recipiente grande agregamos el resto de la harina y poco a poco el resto de ingredientes como son el azúcar, la ralladura de limón y naranja, sal, leche, 2 huevos, azúcar, la masa fermentada, el agua de azahar y, como último paso, la mantequilla. Todo ello lo removeremos hasta que se forme una masa homogénea.
  • Espolvorea harina sobre una superficie lisa para amasar. Cada vez que sea necesario, añadiremos más harina para poder ir haciendo la forma de bola a la masa. Una vez esté bien amasada la guardaremos tapada con unos paños húmedos durante alrededor de dos horas en un lugar cálido.
  • Cuando la masa se haya hecho el doble de grande, la sacaremos y la colocaremos de nuevo en una superficie lisa, con harina para volver a amasarla y darle la forma de nuestro roscón. 
  • Para hacer el agujero, colocaremos los dedos y tendremos en cuenta que al hornear la masa, el agujero menguará. Tras reposar una hora en un lugar cálido, calentaremos el horno a 50 grados, lo apagaremos y los dejaremos dentro para que guarden la temperatura ideal.
  • Tras esto, pintaremos nuestro roscón con huevo y lo decoraremos como nos guste, puede ser con fruta escarchada, almendra laminada, azúcar glass… No hay que olvidarse de agregar alguna figurita dentro del mismo. Una vez decorado y tras calentar el horno durante 20 minutos a 180 grados, lo colocaremos unos 15 minutos. Hasta que veamos que este está dorado, en ese momento podemos retirar el Roscón.
Utiliza frutas para decorar el Roscón de Reyes.
  • Dejaremos que se enfríe un poco antes de continuar. Lo podemos comer así, sin relleno, o cortarlo por la mitad y colocarle nuestro relleno preferido como puede ser la nata, trufa, crema o lo que más te guste. 
  • Un truco: prepara el roscón el mismo día que lo vas a consumir para que esté más tierno, y si lo vas a consumir más tarde, guárdalo en un lugar fresco y húmedo para que no se seque.

¿A qué no parece tan difícil la receta? Anímate y sorprende a tu familia con este roscón de Reyes casero, seguro que les encantará.

Roscón de Reyes listo para disfrutar.

La mejor manera de acompañarlo es con un buen chocolate, un café o un vaso de leche calentito.

Si lo pruebas, me encantaría saber qué te ha parecido la receta en los comentarios. O si tienes alguna pregunta, no dudes en escribirme y te la resolveré.

¡Felices Reyes! Disfruta de este día tan mágico pasando de dietas.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">HTML</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*