Probióticos en alimentos fermentados

probioticos-en-alimentos-fermentados
Probióticos en alimentos

Los probióticos son microorganismos vivos que ayudan a mantener y mejorar la microbiota intestinal, contribuyendo a mejorar nuestra salud y manteniendo el equilibrio en nuestro metabolismo.  Al consumir alimentos con probióticos, incidimos directamente en la salud de nuestra microbiota, que está formada por bacterias buenas que se encargan de mantener una buena salud intestinal evitando el desarrollo de enfermedades.  La microbiota intestinal ayuda en el control de peso, si quieres descubrir más, aquí tienes un post donde hablo de ello.

Consumo de probióticos

Los probióticos los podemos encontrar tanto en suplementos como en muchos alimentos, sobre todo los que han sido fermentados de manera natural.

El consumo de estos probióticos contribuye a mejorar problemas digestivos, tales como, estreñimiento, diarrea, infecciones digestivas y la enfermedad inflamatoria intestinal. 

Por si fuera poco, fortalecen las defensas de nuestro sistema inmunitario, disminuyendo las gripes, resfriados, infecciones respiratorias y del tracto genitourinario y además, mejora el pronóstico en las enfermedades autoinmunes y mejora alergias como la rinitis o la dermatitis.

Alimentos con probióticos

Los probióticos están presentes en muchos alimentos fermentados y aquí te traigo los más conocidos:

Yogur

El yogur es una de las mejores fuentes de alimentos con probióticos. Se elabora a partir de leche fermentada por bacterias lácticas y bifidobacterias.

El consumo de yogur se asocia a muchos beneficios para la salud, como la mejora de la salud ósea. También es beneficioso para las personas con presión arterial alta y en los niños puede ayudar a reducir la diarrea causada por los antibióticos. Incluso puede ayudar a aliviar los síntomas del síndrome del intestino irritable.

Ten en cuenta que no todos los yogures contienen probióticos vivos. En algunos casos, las bacterias vivas se han eliminado durante el procesamiento. Por este motivo, asegúrate de elegir un yogur con cultivos activos o vivos.

Kefir

El kéfir es una bebida láctea, una buena fuente donde encontrar probióticos en alimentos fermentados. Se elabora añadiendo bacterias lácticas y levaduras a la leche de vaca o de cabra.

El kéfir se ha relacionado con diversos beneficios para la salud, mejorando la salud ósea, algunos problemas digestivos y actuando como protector contra las infecciones.

Chucrut

El chucrut es una col finamente desmenuzada que ha sido fermentada por bacterias lácticas. Además de sus cualidades probióticas, el chucrut es rico en fibra y en vitaminas C, B y K. También tiene un alto contenido en sodio y contiene hierro y manganeso. 

El chucrut también contiene los antioxidantes luteína y zeaxantina, que son importantes para la salud de los ojos.

Asegúrate de elegir chucrut sin pasteurizar, ya que la pasteurización mata las bacterias vivas y activas. 

probioticos-en-chrucrut
Chucrut, fuente de probióticos

Tempeh

El tempeh es un producto de soja, un alimento con probióticos fermentado. Es un buen sustituto de la carne por su alto contenido en proteínas. El proceso de fermentación al que se le somete, reduce la cantidad de ácido fítico, lo que puede aumentar la cantidad de minerales que tu cuerpo es capaz de absorber de este alimento.

Kimchi

El kimchi es un plato coreano fermentado y picante. Tiene un alto contenido en algunas vitaminas y minerales, como la vitamina K, la riboflavina (vitamina B2) y el hierro. 

El repollo suele ser el ingrediente principal de este fermentado, pero también puede hacerse con otras verduras.

El kimchi se aromatiza con una mezcla de condimentos, como copos de chile rojo, ajo, jengibre, cebolleta y sal.

Miso

El miso es un condimento japonés. Se elabora tradicionalmente fermentando la soja con sal y un tipo de hongo llamado koji, que se utiliza también para elaborar salsa de soja, sake y vinagre de arroz, entre otros alimentos.

El miso es un alimento con probióticos, una buena fuente de proteínas y fibra.. También tiene un alto contenido en varias vitaminas, minerales y compuestos vegetales, como la vitamina K, el manganeso y el cobre y además, puede reducir el riesgo de cáncer e ictus, especialmente en las mujeres.

Kombucha

La kombucha es una bebida de té negro o verde fermentado. Se suele añadir azúcar porque las bacterias y levaduras que realizan el proceso necesitan un sustrato. Una parte desaparece y se transforma en otros compuestos, con propiedades probióticas, beneficiosos para la salud.

Encurtidos

Son vegetales como los pepinillos, cebollitas, zanahorias…. que han sido encurtidos en una solución de sal y agua.

Se dejan fermentar durante algún tiempo, utilizando sus propias bacterias de ácido láctico presentes de forma natural. 

Los encurtidos son una gran fuente de bacterias probióticas saludables que pueden mejorar la salud digestiva. Pero ten presente que los encurtidos hechos con vinagre no contienen probióticos vivos.

probioticos-en-encurtidos.
Encurtidos y los probióticos

 

Además de incluir en nuestra dieta alimentos ricos en probióticos, es importante llevar una alimentación saludable basada en alimentos ricos en fibra como las frutas y verduras, legumbres y cereales integrales. ¿Por qué? Sirven para el crecimiento de nuestras bacterias beneficiosas.

Si tienes cualquier duda sobre el tema, no dudes en consutarme. 

5 3 vota
Article Rating

Deja un comentario

0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial