Entrenar en ayunas: ¿es peligroso?

Entrenar en ayunas

Una de las discusiones más debatidas en el mundo del deporte y la nutrición gira en torno al entrenamiento en ayunas, a si se debe o no comer antes de las sesiones de entrenamiento matutinas. ¿Es bueno para el rendimiento deportivo? ¿Es perjudicial para la salud? Hoy comentamos y resolvemos tus dudas.

Entrenamiento en ayunas

El glucógeno es el Hidrato de Carbono almacenado que el cuerpo utiliza como fuente de combustible preferida durante el ejercicio. 

Si vas a salir a hacer ejercicio a primera hora de la mañana sin haber comido nada, estás en ayunas. Pero esto no quiere decir que no tengas reservas de Hidratos de Carbono en el músculo. Todo depende de las ingestas previas que hayas realizado el día anterior, ya que habrán pasado de 8 a 12 horas desde la última comida. 

Si repones las reservas de glucógeno en el músculo y pasan 8 horas, te quedará el glucógeno justo para entrenar sin haber desayunado. Y con la ventaja de ayudar en la pérdida de grasa, ¿cómo? Porque el cuerpo utiliza las reservas de ácidos grasos, como sustrato energético y no tanto los hidratos de carbono.

También es una estrategia para mejorar el rendimiento deportivo. Todo depende del tipo de ejercicio que elijas y además, te ayudará a aumentar la energía para el resto del día. 

Desventajas de entrenar en ayunas

Tienes que tener en cuenta también las desventajas de entrenar en ayunas, y es que es muy posible que no puedas entrenar con la misma intensidad.

Seguramente no puedas correr sprints tan rápido, o hacer algún otro ejercicio de alta intensidad, ya que la falta de glucógeno en tu sistema puede que no lo permita. Cabe la posibilidad de que te sientas cansado y no puedas entrenar duro.

Si compruebas que entrenas mejor solamente cuando comes primero, puede que los beneficios de un entrenamiento en ayunas no sean suficientes para compensar tus pérdidas de rendimiento. 

También puedes evitarlo llevando al entrenamiento una barrita de proteína, un plátano o un gel de fácil digestión, y así poder elevar los niveles de glucosa en sangre y no quedarte colgado a mitad de entreno.  

Plátano, snack que te aporta energía rápida durante el entreno.

Si quieres desayunar antes de un entrenamiento matutino, adelante. Pero si no lo haces, no te perjudicará. Ya tienes suficientes proteínas y carbohidratos en tu organismo desde la noche anterior (suponiendo que hayas cenado), así que no es absolutamente necesario que te cargues con más.

Recomendaciones para el entreno

Hay que tener en cuenta el tipo de ejercicio que se realiza. Si se trata de una sesión de cardio muy larga, puede ser conveniente tomar una comida rica en carbohidratos una hora antes. Y, si decides ir en ayunas, especialmente a un entrenamiento de resistencia más largo, lleva algo de combustible de «emergencia» portátil. 

En realidad, cada persona tiene que valorar que es lo más conveniente, no se puede generalizar. Sopesa los pros y los contras y decide qué es lo mejor para ti y para tus objetivos deportivos.

¿Tienes alguna duda más sobre el entrenamiento en ayunas? Pregúntame en los comentarios.

Y recuerda, pasa de dietas.

2 Replies to “Entrenar en ayunas: ¿es peligroso?”

  1. Llevo años entrenando en ayunas y siempre me ha ido genial, no me he sentido nunca débil.
    También conozco a otras personas que si no comen algo antes de entrenar, desfallecen. Depende de cada uno.

    1. Así es Lucía. Cada persona tiene sus propias necesidades y no podemos generalizar. También influye mucho el tipo de ejercicio que se realiza y la intensidad. Nunca hay que forzar y lo mejor es dejar que un profesional te guíe.
      Gracias por comentar!

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">HTML</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*