Septiembre, la vuelta a la rutina

vuelta-a-la-rutina-septiembre

Empieza septiembre y la vuelta de las vacaciones. Para muchos es el momento de retomar nuestras rutinas diarias y a veces esto no es fácil. Comenzar de nuevo a trabajar, la vuelta al cole, dormir menos, retomar el ejercicio físico y llevar a cabo todas las responsabilidades de cada día requiere un gran esfuerzo. 

Además, es muy posible que volvamos con algún kilo de más después de este periodo de descanso y disfrute, ya que nos relajamos más y tenemos más momentos de ocio con amigos y familiares. En las vacaciones de verano modificamos nuestras rutinas diarias y estos cambios afectan a nuestra alimentación. 

Nuevos objetivos en septiembre

Lo mejor de septiembre es que un buen mes para marcarnos nuevos objetivos. Si en verano te has olvidado de cuidarte, te recomiendo que afrontes el mes con una correcta alimentación y retomando hábitos saludables, para conseguir una rápida adaptación y afrontar este reto con más energía.

Establecer unos nuevos objetivos saludables en septiembre y retomar nuestras rutinas diarias nos va a proporcionar una mayor calidad de vida:

  • Escribe una lista con los cambios que queremos realizar y fijar objetivos reales. La mejor opción es intentar volver a la rutina de forma progresiva, retomando poco a poco todo lo que hemos dejado de lado en las vacaciones. 
  • Retoma tu actividad física. Empieza poco a poco y ve incrementando la intensidad, no pretendas reiniciar una rutina diaria de alta intensidad después de un parón. En septiembre lo mejor es comenzar con una intensidad leve-moderada que además de evitar lesiones o agujetas, evitará que abandones nada más empezar. Además de ser beneficioso para la salud física te ayudará a retomar las nuevas rutinas con más ánimo.
  • Mantén una buena hidratación. Dale prioridad al agua y reduce el consumo de refrescos, zumos, cervezas, vino…

Hábitos alimentarios

  • Retoma una buena alimentación. Aprovecha septiembre para planificar un menú semanal variado y equilibrado. Escribe una lista con los alimentos necesarios priorizando los alimentos frescos y de calidad. Además, trata de evitar la comida rápida y los alimentos altos en azúcares, sal, grasas de mala calidad. Los principales productos de la lista de la compra son:
  1. Verduras y hortalizas
  2. Frutas de temporada
  3. Frutos secos
  4. Legumbres
  5. Carne magra
  6. Pescado fresco
  7. Huevos
  8. Lácteos de calidad
  9. Cereales integrales
  10. Semillas
habitos-saludables-septiembre
Retoma una alimentación sana y variada, incluyendo las frutas y verduras.
  • Cuida el tipo de cocción. Empieza septiembre evitando las frituras, rebozados, empanados y recurre a técnicas culinarias más saludables como el vapor, horno, plancha, cocción…
  • Controla el tamaño de las raciones. Te ayudará a sentirte saciado sin necesidad de terminar demasiado lleno. No se trata de restringir alimentos, sino de comer la cantidad adecuada.
  • Recupera un horario regular de comidas y descanso. Es importante también para realizar tus actividades y cumplir con los objetivos marcados. Duerme y descansa lo suficiente para controlar el estrés y alargar el estado «zen» que has traído de las vacaciones. 

Por último, mantén una buena actitud ante los nuevos retos y piensa que septiembre te da la oportunidad de comenzar una nueva etapa. Es importante que no te obsesiones con recuperar todas las rutinas de golpe, es un proceso que necesita su tiempo y con constancia llegarán los resultados esperados. 

Y ya sabes, pasa de dietas.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">HTML</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*